HAZ CLICK EN PAUSE SI DESEAS LEER SIN ESCUCHAR LA MUSICA

lunes, 23 de mayo de 2011

¡ Yo soy el Gran Cañón !

Sentirse parte de la naturaleza
sentirse un pequeño ser de la creación
paz, grandeza, espiritualidad,
parte del color rojo del suelo,
plenitud, presencia divina,
silencio, lenguaje del viento, respeto,
sosiego, atracción, magnetismo,
hábitat, sentirse en casa,
lenguaje impreso en las piedras,
comprensión, libertad, semejanza, familiaridad…

Y no importa quien seas
todos somos nativos y pobladores de este mundo,
todos tuvimos un principio, muchos un fin,
como alguna vez lo tendremos nosotros
y por eso… no somos los únicos aquí,
pero es la sensación de pertenencia
a un lugar, a un espacio, a una gente,
algo que traemos enraizado en el fondo de nuestra alma,
el llamado de la sangre indígena,
lo que nos dá la plenitud y el sabernos respetados
aun sin mediar palabras
es no haberse visto nunca y aun asi conocerse,
con solo una mirada encontrar
al abuelo ancestral
al sabio de la tribu
a la madre naturaleza
a la hermana silvestre
al hijo del viento,
al nieto que te mira y te sonríe en su inocencia…

Es tener amor a la tierra,
tomar en un puño la flor del campo y no cortarla
montar a puro pelo el caballo salvaje
y al águila pedir que nos entregue su pluma sagrada,
al bisonte respetarlo y solo cazarlo para comer
nunca por diversión ni deporte
es sembrar el alimento, cosechar lo necesario
y lo demás compartirlo con los seres vivos,
es imitar los sonidos del aire, de la lluvia, del búho,
de la paloma, del lobo, del ser humano mismo… civilizado…

¡ Yo soy el Gran Cañón!
¡ Soy Machú Pichú!
¡Soy Chichen Itzá!
¡ Y puedo ser la Sierra Tarahumara!
Mis pies descalzos vienen caminando
por tiempos milenarios
dejando las huellas en las nuevas generaciones
donde el respeto y el amor a los orígenes
vuelvan a formar parte del seno familiar
donde se escuche al anciano
donde se ame al padre y a la madre
donde nunca falte el abrazo al hermano
y el cuidado a los pequeños…

L a piedra roja del Gran Cañón
tiene la piel del indio
y da color a sus casas y artesanías,
polvo rojizo que lleva el viento
y en las alas del cóndor se vuelve nube roja,
difuminándose como lluvia en el río
bañando el rostro hermoso de la india
y tapiza su cuerpo con maquillaje natural
en tonos ladrillo y terracota
y al Navajo que bebe el agua
le colorea el corazón.

Rio Colorado que canta y arrulla al niño
que duerme en el regazo de su madre
sus deditos juegan con los cabellos largos
que negros y sedosos porta en una trenza,
atardecer que va llevándose tan magno paisaje
volviendo mas intenso el rojo de sus montañas
como si un pincel llevado por la mano de Dios
pintara como único el hermoso contraste
donde los ojos no son bastantes para apreciar
tan digna obra, tan hermoso cuadro, tan magistral belleza…
cierro mis ojos, respiro, doy gracias al Creador
por estar en este lugar que me hace sentir mas su presencia…

¡ Yo soy el Gran Cañón!
me dice la mirada triste del indio
que desde hace mucho tiempo ha sido relegado a reservas
donde le han quitado sus tierras
donde los han señalado con el dedo
donde la civilización los ha ido alcanzando
¡ Yo soy el Gran Cañón!
me dice la niña indígena que me mira intrigada
me observa cautelosa, seria, dudosa,
le sonrío y agarra confianza… me sonríe
se identifica conmigo en un solo instante
luego, sin hablar sigue caminando.

¡ Yo soy el Gran Cañón !
me dice la música ancestral que oigo
que tarareo inconsciente
adentrándome profundamente en los misterios
que se me presentan
mi cuerpo quiere danzar esa música que nadie mas escucha
sólo yo la traigo dentro, me mueve, me transporta
vagamente a épocas remotas,
se que alguna vez la escuché, no recuerdo dónde,
pero esta en mí, en todo mi ser.

¡ Yo soy el Gran Cañón!
me dice una india bonita que me arrulla
me dice palabras dulces y tiernas
sus manos me tocan la cara
me peina una trenza y me pone una flor
me besa, me entrega su corazón
y en un silbido del viento que llega
insiste…
¡ Yo soy el Gran Cañón!
Y tú… tu eres mi hija amada…

Vicky E.Durán
En recuerdo a mi visita al Gran Cañon (Grand Canyon, USA) Mayo 2011 y para los pobladores indígenas que llaman como su casa a ese lugar: Tribus Zuni, Hopi, Pauite, Havasupai, Hualapai, Yavapai, Apache y Navajo.

Publicaciones de La Yaquesita